top of page

Twitter se puso al día con sus deudas de Google Cloud, días antes de renovar su contrato

Twitter, ha retomado el pago de su contrato con Google Cloud, evitando así un posible desastre tras una tensa disputa contractual. Según informes recientes, la compañía había dejado de pagar a Google por sus servicios en la nube antes de la fecha de renovación de su contrato, el 30 de junio. Esta negativa de pago llevó a una frenética carrera en Twitter para migrar tantos de sus servicios como fuera posible fuera de los servidores de Google. Sin embargo, se informó que este esfuerzo iba retrasado, lo que abría la posibilidad de que algunas de las herramientas internas de la empresa dejaran de funcionar a finales de mes. Ahora, parece que Twitter ha encontrado una forma de evitar ese escenario. Aparentemente, Linda Yaccarino, la recién nombrada CEO de la compañía, "ayudó a retomar la relación". De hecho, se dice que las dos empresas están negociando una asociación más amplia que podría incluir publicidad y el uso de la API pagada de Twitter por parte de Google.
El contrato de Twitter con Google Cloud se remonta a 2018. Supuestamente, el acuerdo ha costado a la empresa entre $200 y $300 millones USD anuales y fue uno de los primeros objetivos de los recortes de costos de Elon Musk. Entretanto, se dice que Google "luchó" para ponerse en contacto con el multimillonario para hablar sobre las facturas impagas de Twitter e incluso intentó llegar a él a través de SpaceX, que también hace negocios con la red social. Retomar este pago tiene importantes implicaciones tanto para red social como para Google. Para Twitter, significa que la empresa puede seguir operando sin tener que enfrentarse a la posibilidad de que sus herramientas internas queden fuera de línea. Para Google, significa que la empresa puede seguir contando con los ingresos provenientes de uno de sus mayores clientes de servicios en la nube. Por otro lado, Google ha estado proporcionando servicios en la nube a Twitter como parte de su cartera de clientes. La pérdida de Twitter como cliente habría supuesto un golpe significativo para los ingresos de Google. Sin embargo, con la retoma del pago por parte de Twitter, Google puede seguir contando con los ingresos de uno de sus mayores clientes. En resumen, la disputa entre Twitter y Google ha llegado a su fin, con Twitter retomando el pago de su contrato con Google Cloud. Esto es una buena noticia tanto para Twitter como para Google, ya que asegura la continuidad de sus operaciones y la continuidad de los ingresos para Google. Sin embargo, hay que destacar que esta no es la única deuda que tiene la compañía puesto que, recientemente un juez de Colorado aprobó una demanda para el desalojo de uno de los edificios de la empresa por no pagar el alquiler.

Twitter se puso al día con sus deudas de Google Cloud, días antes de renovar su contrato

Twitter, ha retomado el pago de su contrato con Google Cloud, evitando así un posible desastre tras una tensa disputa contractual.

bottom of page