top of page

Cohete chino cayó en el Océano Pacífico

Los restos del cohete que transportaba el laboratorio Mengtian de la estación espacial china y que caían a la Tierra sin control han impactado en el océano Pacífico a las 10:01 UTC. Con un tamaño equivalente al de dos remolques de semicamión y hasta el 40% de este metal llegó a la superficie terrestre antes de lo esperado. De todas sus posibles trayectorias de caída, finalmente terminó hundiéndose de forma segura en el centro-sur del Océano Pacífico, partiéndose en dos durante su reingreso. Según lo que se había determinado el cohete entraría en la atmósfera terrestre entre hoy en horas de la noche o mañana en la madrugada. Un cohete Long March 5B lanzó el lunes el módulo Mengtian de 23 toneladas a la estación espacial china Tiangong. Esta versión modificada del cohete más potente de China utiliza la enorme etapa central para empujar los módulos de la estación espacial hasta la órbita terrestre baja. Dado que esta etapa central carece de la capacidad de volver a encender sus motores para una reentrada controlada en una parte desolada de los océanos del mundo, el cohete podría volver en última instancia a cualquier lugar de los trópicos y la mayoría de las latitudes medias del planeta. En los tres lanzamientos anteriores del cohete Long March 5B (en 2020, 2021 y 2022), trozos de escombros dañaron aldeas en la República de Costa de Marfil, cayeron inofensivamente en el Océano Índico y aterrizaron cerca de aldeas en Borneo, respectivamente. Nadie ha resultado herido por la caída de estos restos. Según La Corporación Aeroespacial la reentrada de estas etapas centrales de 21,6 toneladas métricas constituye cuatro de las seis mayores reentradas incontroladas desde el espacio durante los últimos 50 años. Sólo están por detrás de la estación espacial Skylab de la NASA, en 1971 y de la estación Salyut 7 de la Unión Soviética, en 1991. Basándose en la órbita de la etapa central, tiene el potencial de afectar a las masas terrestres donde vive alrededor del 88% de la población mundial, dijo Muelhaupt. Basándose en un modelo sencillo, calculó que la probabilidad de que se produjera un siniestro (definido como muerte o lesión) era de entre 1 de cada 230 y 1 de cada 1.000. El riesgo individual para una sola persona es extraordinariamente bajo, alrededor de 6 por cada 10 billones. Sin embargo, el riesgo individual de la caída de desechos de cohetes chinos no es realmente el punto, dijeron funcionarios de La Corporación Aeroespacial. Las agencias y empresas espaciales de Estados Unidos, Europa y otros países siguen "normas" de comportamiento para riesgos mucho menores. Por ejemplo, el riesgo aceptable de que se produzcan víctimas es de 1 entre 10.000 en el caso de que un objeto fabricado por el hombre vuelva a entrar en el espacio. Probablemente queden alrededor de media docena de lanzamientos del Long March 5B en esta configuración, en la que la etapa central llega hasta la órbita. Muelhaupt reconoció que es poco probable que el país cambie el diseño de este cohete ahora que ha demostrado tener éxito en la entrega de grandes piezas de hardware al espacio. Pero espera que los futuros diseños de cohetes chinos encuentren una forma mejor de deshacerse de este tipo de material sin dejar caer toneladas de metal a la Tierra. "Estamos tratando de conseguir una norma de comportamiento aceptada", dijo. "Los tratados y las leyes son difíciles. Las normas aceptadas pueden surgir desde la base. Para la próxima vez que hagan un diseño como éste, esperamos que tengan en cuenta la reacción a éste".

Cohete chino cayó en el Océano Pacífico

Los restos del cohete que transportaba el laboratorio Mengtian de la estación espacial china y que caían a la Tierra sin control han...

bottom of page