top of page

OpenAI esta siendo demandada por infracción de derechos de autor

En la era de la inteligencia artificial, el uso de algoritmos y modelos de lenguaje generativo ha revolucionado la forma en que interactuamos con la tecnología. Sin embargo, este avance también ha planteado desafíos legales y éticos. Recientemente, OpenAI, una startup líder en inteligencia artificial, se ha visto envuelta en una demanda por infracción de derechos de autor presentada por The New York Times. El conflicto entre OpenAI y The New York Times En diciembre, The New York Times presentó una demanda contra Microsoft y OpenAI, alegando violaciones de propiedad intelectual relacionadas con el contenido periodístico del periódico que aparece en los datos de entrenamiento de ChatGPT. Según la demanda presentada en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, The New York Times busca responsabilizar a Microsoft y OpenAI por "miles de millones de dólares en daños estatutarios y reales" relacionados con la "copia y uso ilegal de las obras únicas y valiosas de The Times". OpenAI respondió a la demanda en una declaración, expresando su desacuerdo con las acusaciones presentadas por The New York Times. Según OpenAI, colaboran con organizaciones de noticias y están creando nuevas oportunidades. La empresa sostiene que el uso de los datos de entrenamiento es un "uso legítimo" y que ofrecen una opción para que los creadores de contenido se excluyan de su modelo de entrenamiento. Además, OpenAI se compromete a solucionar el problema de "regurgitación", que consiste en generar partes completas de contenido memorizado sin la atribución adecuada. Implicaciones legales y éticas La demanda presentada por The New York Times contra OpenAI no es un caso aislado. En los últimos meses, ha habido varios casos legales relacionados con el uso de herramientas de inteligencia artificial generativa. Algunos autores han presentado demandas alegando infracción de derechos de autor por el uso de sus obras para entrenar modelos de inteligencia artificial, sin su consentimiento. Además, la capacidad de generar contenido periodístico similar al de una fuente original plantea desafíos éticos y puede perjudicar la calidad del periodismo. Los medios de comunicación dependen de la protección y monetización de su contenido para mantener su integridad y sostenibilidad financiera. El uso no autorizado de sus obras por parte de plataformas de inteligencia artificial puede socavar estos pilares fundamentales y amenazar la viabilidad del periodismo de calidad. Negociaciones y perspectivas futuras OpenAI afirma que las conversaciones con The New York Times estaban progresando de manera constructiva antes de la presentación de la demanda. Ambas partes estaban explorando opciones para mostrar el contenido del periódico con atribución en ChatGPT, similar a acuerdos previos con otras organizaciones de noticias. Sin embargo, la demanda presentada por The New York Times tomó a OpenAI por sorpresa y los dejó decepcionados. El resultado de esta demanda podría sentar un precedente importante en el ámbito de la inteligencia artificial y los derechos de autor. Determinar los límites legales y éticos del uso de contenido protegido por derechos de autor en el entrenamiento de modelos de lenguaje generativo es crucial para alcanzar un equilibrio entre la innovación tecnológica y la protección de los derechos de propiedad intelectual. El caso de The New York Times contra OpenAI destaca los desafíos legales y éticos que surgen en el contexto de la inteligencia artificial y el uso de modelos generativos. Si bien la innovación tecnológica puede ofrecer nuevas oportunidades, también plantea la necesidad de establecer límites claros en términos de derechos de autor y propiedad intelectual. Las negociaciones entre OpenAI y The New York Times reflejan la importancia de encontrar soluciones mutuamente beneficiosas para garantizar que los creadores de contenido reciban el reconocimiento y la compensación adecuados por el uso de sus obras en el desarrollo de tecnologías de inteligencia artificial. A medida que la inteligencia artificial continúa evolucionando, es fundamental abordar estos desafíos legales y éticos para garantizar un equilibrio entre la innovación tecnológica y la protección de los derechos de propiedad intelectual. El resultado de esta demanda podría tener implicaciones significativas para el futuro de la inteligencia artificial y su relación con los derechos de autor y el periodismo de calidad.

OpenAI esta siendo demandada por infracción de derechos de autor

En la era de la inteligencia artificial, el uso de algoritmos y modelos de lenguaje generativo ha revolucionado la forma en que interactuamo

bottom of page