top of page

La NASA continúa su plan de enviar humanos a Marte y está desarrollando motores térmicos nucleares

Recientemente, la NASA comunicó su asociación con la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA) con el fin de probar un motor nuclear térmico en el espacio con el objetivo de utilizar esta tecnología en misiones tripuladas al planeta rojo, todo para retomar su vieja idea en su intento de llevar humanos a Marte. Las agencias esperan "demostrar una tecnología avanzada de propulsión térmica nuclear tan pronto como en 2027", declaró el administrador de la NASA, Bill Nelson. "Con la ayuda de esta nueva tecnología, los astronautas podrían viajar hacia y desde el espacio profundo más rápido que nunca, una capacidad importante para preparar misiones tripuladas a Marte" . En el marco del programa DRACO (Demonstration Rocket for Agile Cislunar Operations, sus siglas en inglés) , la Dirección de Misiones de Tecnología Espacial de la NASA dirigirá el desarrollo técnico del motor, que se integrará en una nave experimental de DARPA. La NASA afirma que la propulsión térmica nuclear (NTD) podría permitir a las naves espaciales viajar más rápido, lo que podría reducir el volumen de suministros necesarios para llevar a cabo una misión larga. Un motor NTD también podría liberar espacio para más equipos científicos y energía extra para instrumentación y comunicación. Ya en la década de 1940, los científicos empezaron a especular sobre la posibilidad de utilizar la energía nuclear para propulsar los vuelos espaciales. A partir de los años 50, Estados Unidos llevó a cabo experimentos en tierra. Los recortes presupuestarios y el cambio de prioridades (como la concentración en el programa del transbordador espacial) llevaron a la NASA a abandonar el proyecto a finales de 1972 antes de realizar ningún vuelo de prueba. Por supuesto, los motores NTP entrañan riesgos, como la posible dispersión de material radiactivo en el medio ambiente si se produce un fallo en la atmósfera o en órbita. No obstante, la NASA afirma que los tiempos de tránsito más rápidos que pueden permitir los motores NTP podrían disminuir el riesgo para los astronautas: podrían reducir los tiempos de viaje a Marte hasta en una cuarta parte. Los cohetes térmicos nucleares podrían ser al menos tres veces más eficientes que los métodos convencionales de propulsión química. La NASA también está estudiando la energía nuclear para alimentar los esfuerzos de exploración espacial relacionados. En 2018, llevó a cabo pruebas de un reactor nuclear portátil como parte de los esfuerzos para desarrollar un sistema capaz de alimentar un hábitat en Marte. El año pasado, la NASA y el Departamento de Energía seleccionaron a tres contratistas para diseñar un sistema de energía de superficie de fisión que pueda probar en la Luna. DARPA y el Departamento de Defensa han trabajado en otros proyectos de motores NTP en los últimos años. Mientras tanto, Estados Unidos acaba de aprobar por primera vez un pequeño diseño nuclear modular. El diseño permite una instalación nuclear de aproximadamente un tercio del tamaño de un reactor estándar. Cada módulo es capaz de producir unos 50 megawatts de potencia. El diseño, de una empresa llamada NuScale, podría reducir el coste y la complejidad de la construcción de centrales nucleares

La NASA continúa su plan de enviar humanos a Marte y está desarrollando motores térmicos nucleares

Recientemente, La NASA comunicó su asociación con la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA) con el fin de...

bottom of page