top of page

Entre 7 a 10 años de prisión deberá cumplir joven australiano de 19 años por intento de extorsión

La Policía Federal Australiana (AFP) detuvo a un joven de 19 años de Sídney por intentar presuntamente aprovechar los datos filtrados de Optus a finales del mes pasado para extorsionar a sus víctimas. El sospechoso habría llevado a cabo un chantaje mediante mensajes de texto, exigiendo a los destinatarios que transfirieran $2.000 USD a una cuenta bancaria o se arriesgarían a que su información personal se utilizara para actividades fraudulentas. La fuente de los datos, según la agencia, era una base de datos de muestra de 10.200 registros que fue publicada brevemente en un foro de ciberdelincuencia accesible en la clearnet por un actor llamado "optusdata", antes de retirarla. Los detalles de la estafa salieron a la luz gracias al trabajo de un reportero australiano el 27 de septiembre de 2022 La AFP dijo además que ejecutó una orden de registro en la casa del delincuente, lo que llevó a la incautación de un celular utilizado para enviar los mensajes de texto a unos 93 clientes de Optus. "En este momento parece que ninguna de las personas que recibieron el mensaje de texto transfirió dinero a la cuenta", señaló el reportero. El individuo anónimo ha sido acusado de utilizar una red de telecomunicaciones con la intención de cometer un delito grave y de manejar información de identificación. Ambos cargos se castigan con una pena máxima de 10 y 7 años de prisión, respectivamente. La detención se produce cuando Optus, a principios de esta semana, confirmó que la brecha afectó a casi 2,1 millones de sus clientes actuales y antiguos, exponiendo sus números de licencia, pasaportes, direcciones, correo electrónico, fechas de nacimiento y números de teléfono de los clientes de Optus fueron robados por hackers en la mayor violación de datos de la historia de Australia el mes pasado. El hecho se produce también tras el lanzamiento de la Operación Guardián por parte de las fuerzas del orden para identificar a las 10.200 personas afectadas y vigilar los foros de Internet en busca de agentes de amenazas que intenten explotar la información liberada para obtener beneficios económicos. También se ha puesto en marcha la Operación Huracán, cuyo objetivo es desenmascarar al responsable de la filtración. Para ello, la AFP ha dicho que está siguiendo todas las líneas de investigación de forma agresiva. No es la primera vez que jóvenes "novatos" han intentado realizar este tipo de estafa o extorsión, este año un grupo de adolescentes fue detenido tras descubrir que posiblemente formaban parte de la banda de ciberdeliencuentes LAPSUS$.

Entre 7 a 10 años de prisión deberá cumplir joven australiano de 19 años por intento de extorsión

La Policía Federal Australiana (AFP) detuvo a un joven de 19 años de Sídney por intentar presuntamente aprovechar los datos filtrados de...

bottom of page